Las reglas del juego

- No habrá culos mejores que ver aquí como para perder el tiempo con el mío. - Estás muy buena, nada que desmerecer respecto al resto de culos  del local. Y repito, se ha quedado mirando para tu culo. José Manuel sonrió antes de dar un trago a su gintonic, a veces se preguntaba por [...]

El baúl de los juguetes

Empezar este post con recordando ese momento de mi infancia, en el que mi madre, me ordenaba guardar mis juguetes en el baúl de los juguetes, sería mentir. Mi madre me dejo por imposible a eso de los 5 años,  no llegamos a tener un baúl de los juguetes. Seguramente mi madre llegó a la conclusión que sería una inversión inútil, viendo la poca pasión por el orden de su vástago.

Entre trazos de lápiz

La chica clavó su rodilla en el suelo, a la vez que la oscuridad y el silencio se adueñaron de la sala, tras uno o dos segundos un hilo de luz azul se reflejaba miles de puntos de purpurina que cubrían su cuerpo de curvas perfectas...

Un nuevo relato con guiños a nuestra cultura erótica.

Los tres juguetes eróticos más caros del mundo

Ella me enseño que un juguete adecuado, en el momento adecuado, nos hacía perder la noción del tiempo al igual que lo hacían aquellas muñecas de trapo, canicas o la pelota de nuestra infancia.

Estaciones

Sobre el negro azabache de la bandeja de pizarra un puñado de dados de queso curado, regados con un fino hilo de aceite de oliva, y tres uvas moradas de un aspecto carnoso, y a su lado, una copa de cristal fino y transparente sin ningún tipo de talla ni dibujo, tras el cual se apreciaba el [...]

Traspasar la línea del negro sobre blanco

Carlos se acercó a mí, y me quitó las gafas de sol, ahora podía ver en mis ojos mis reacciones. La primera sorpresa que note fue su mano bajar por mi cintura, recorrer mis muslos hasta llegar donde la terminaba mí falda, para después deshacer el recorrido a la inversa pero esta vez por debajo de ella hasta llegar a mis braguitas.