La clandestinidad de las sombras

La tela de su falda revoloteaba ayudada por la brisa marina y al darle la espalda a las luces de algunas pequeñas farolas, aquella tela se convirtió en un tapiz transparente bajo el que se dibujaba perfectamente el contorno de su cuerpo.

Relato de la doncella

Vivía hace mucho tiempo en una aldea perdida en un valle remoto, una joven de hermosura sin par; dicha joven era la pasión de todos los mozos en edad casadera, incluso los mejores partidos de la aldea se habrían emparejado con ella con sólo desearlo, pero la joven que se sabía muy hermosa tenía grandes planes para su futuro.

¿Te gusta escribir relatos eróticos?

Me gustaría abrir un espacio en la web a autores que disfrutan, al igual que yo, escribiendo sobre pasiones y deseos.

El amigo invisible

¿Ya habéis pensado en que regalarle a vuestra amiga o amigo invisible? Seguro que esta recopilación de mis relatos le gustará más que esa cutrería del chino de todos los años.

Entre trazos de lápiz

La chica clavó su rodilla en el suelo, a la vez que la oscuridad y el silencio se adueñaron de la sala, tras uno o dos segundos un hilo de luz azul se reflejaba miles de puntos de purpurina que cubrían su cuerpo de curvas perfectas...

Un nuevo relato con guiños a nuestra cultura erótica.

Estaciones

Sobre el negro azabache de la bandeja de pizarra un puñado de dados de queso curado, regados con un fino hilo de aceite de oliva, y tres uvas moradas de un aspecto carnoso, y a su lado, una copa de cristal fino y transparente sin ningún tipo de talla ni dibujo, tras el cual se apreciaba el [...]