Llamada oportuna

Hay llamadas que de inoportunas que se convierten en oportunas.

– Pues no lo sé, no sé dónde habrán ido.

– No me digas que no es extraño.

La conversación, seguía mientras mis embestidas iban aumentando en intensidad, noté que le costaba silenciar los gemidos, pero en ningún momento me pidió que parase, todo lo contrario, Julia ayudaba a que la penetrase más profundamente pegando su culo a mí en cada embestida. Hasta que no fue capaz y un desgarrador gemido interrumpió al interlocutor al otro lado de teléfono.

–¿Julia, te pasa algo?, ¿Qué ha sido eso?

– Naaada, nada, mamá es que me he dado un golpe.

Extracto del relato No sufras por no saber como detener el tiempo

6 respuestas a “Llamada oportuna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .